¿Qué hacen los coolhunters o cazadores de tendencias?

Cazadores de Tendencias

Sabemos que una tendencia es un comportamiento que practican determinados grupos sociales en una determinada situación o época y puede extenderse a otros grupos sociales y buena parte de la sociedad. Pues bien la persona que observa, detecta e identifica estos comportamientos incipientes y de cambio, teniendo la capacidad de visión y predicción de cuáles van a propagarse es el cazador o cazadora de tendencias. Estas competencias son muy importantes y básicas para poder innovar y gestionar cambios.

Los cazadores de tendencias más conocidos son los que trabajan para el mundo de la moda. La industria textil y de accesorios para producir nuevos productos se inspiran en investigaciones que identifican “lo que se lleva”. Mediante visitas a lugares “muy de moda” y fotografías hacen una radiografía y presentan opciones para fabricar en el futuro. De esta manera las empresas que nos visten satisfacen una demanda y pueden llegar a vender más sus productos en un plazo muy corto. Lo que tenemos en nuestro armario tiene que ser de nuestro gusto evidentemente pero también está sujeto a los colores y los patrones que están “en tendencia” o de moda. De esta manera y cada cierto tiempo compramos y llevamos nuevos productos.

No hay una formación especial para los cazadores de tendencias lo que sí que es esencial es la capacidad para observar y contextualizar el grupo social en el momento y situación para adoptar los comportamientos. Por ello, muchos pueden haber estudiado sociología o antropología, conocen el hecho social y tienen herramientas para analizarlo.

¿Cuáles son los pasos que siguen?
Primero – Identifica, se fija y se sorprende de un hecho o comportamiento original, innovador “especial” diferente o raro. Aquí es muy importante la curiosidad
Pongamos un ejemplo fuera del mundo de la moda. Imaginemos que tenemos qué detectar las tendencias en materia de participación ciudadana. Sabemos que el nivel de asociacionismo social es bajo, aun así observamos que determinados colectivos están muy activos en la red. En ese momento, encontramos a un grupo en especial y lo vamos a seguir muy de cerca. Este primer paso es esencial y proviene de la intuición e iniciativa propia de la persona que caza tendencias. Por ello se va a fijar en un ejemplo y no en otro por su visión y el potencial que observa.
Segundo – Observa qué patrones puede haber para adoptar ése determinado comportamiento
Aquí recogerá información y se preguntará ¿Por qué? ¿Cómo? ¿Cuándo? éste grupo social está participando de manera tan activa.
Tercero – Indaga y pregunta las razones y motivaciones que han llevado al grupo social a desarrollar ése comportamiento, ya sea fruto de preferencias, ideas o decisiones individuales o agregadas
En esta fase puede llegar a ser la más técnica, nos podemos poner en contacto con el grupo para realizar una entrevista cualitativa organizar un focus group o recoger datos en forma de encuesta.
Cuarto – Identifica cuál es el abasto de ese comportamiento o tendencia para prever si se puede extender más y a qué colectivos
Es este último paso el que diferencia a los cazadores de tendencias de otros analistas o investigadores: la predicción puede ser más intuitiva o técnica. Aquí es muy importante identificar qué colectivo es el que está adoptando el comportamiento, preferencia o idea. Si son los jóvenes por su carácter “rebelde” seguramente es una tendencia incipiente que puede que se traslade poco a poco al resto de la sociedad o no. En cambio si la tendencia es reconocida e identificada por los expertos puede que esté ya madura y sea muy extensa.

¿Aportarías alguna cosa más a la definición de coolhunter o cazadores de tendencias? ¿Qué opinas tú?

Apunte personal
En 2010 mi pareja y yo montamos GrandesZapatos.com una tienda online de zapatos de tallas grandes para mujer a partir de la 42 y para hombre del 47. Soy licenciada en ciencias políticas y el mundo de la moda era nuevo para mí. Los clientes y el sector de tallas grandes no son de los que siguen más la moda ya que la rentabilidad de producir el calzado es más baja que en las tallas más populares y apuestan por la comodidad. Aun así, después de ir a muchas ferias y mirar lo que la gente lleva en los pies, y comprar muchos zapatos, lo de las tendencias y como se propagan me inspira mucho. A nivel social y político también estamos en un momento muy interesante observando las modas con la etiqueta “nueva política” contra la “vieja política”. Es interesante ver como las tendencias de lo viejo y lo nuevo se contraponen y están en guerra. Me doy cuenta que hay características de “lo nuevo” que no lo son y cosas de “lo viejo” que hay que volver a formular. En este sentido, quiero creer que la sociedad va a saber identificar lo bueno y no tan bueno más allá de si es una tendencia más nueva o anticuada. Más allá de las tendencias los historiadores dentro de unos años nos van a ilustrar en cómo han evolucionado estas tendencias políticas y si ha habido “reposición” de otros períodos política y democráticamente intensivos como los de la transición.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s